3 pasos para superar los problemas del sitio que afectan al rendimiento

Valencia
solucionar problemas para mejorar rendimiento

Los consumidores y los motores de búsqueda tienen altas expectativas para los sitios web. Por lo que los problemas y errores no comprobados pueden tener un gran impacto en SEO y el rendimiento del contenido. 

En las últimas dos décadas, el mundo online ha experimentado un crecimiento exponencial. Por este motivo, los sitios web se han vuelto más complejos y las páginas web han evolucionado. Desde simples páginas HTML con pocos gráficos a páginas personalizadas que se centran en la experiencia del usuario. Además de la creciente sofistificación de los sitios web, los estándares de calidad de los clientes también han madurado.

Por ejemplo, los clientes esperan que los sitios web se carguen rápidamente, independientemente del dispositivo que estén utilizando. En 2009, solo un 5% de la gente demandaba tiempos de carga de un segundo o menos en sitios de comercio electrónico. Seis años más tarde, en 2015, una encuesta encontró que este número había aumentado. Casi un tercio, el 30% de los usuarios, esperaba que el tiempo de carga fuese un segundo o menos.

A medida que las páginas web han evolucionado, los problemas han aumentado. Incluso problemas aparentemente pequeños pueden afectar drásticamente al rendimiento del sitio. Esto dificulta la capacidad de los visitantes para encontrar el contenido y la información que desean. Tales problemas pueden dañar rápidamente la reputación de las marcas ante los ojos de los clientes. Por no mencionar el daño del tráfico web y el daño a los rankings de los motores de búsqueda.

Dada la naturaleza competitiva del ecosistema digital, ninguna organización puede permitirse problemas no controlados. Evitar estos problemas se reduce a una auditoría exhaustiva de sitios y contenidos. Esto permite a las marcas corregir problemas y errores antes de que afecten al crecimiento del sitio. Las auditorías también capacitan a las marcas para seguir administrando lo que el cliente ve. Y, aseguran que los departamentos de la organización están trabajando conjuntamente en los proyectos del sitio.

El fuerte impacto de los problemas del sitio

Los problemas del sitio web tienen el potencial de ser devastadores para las marcas. Un buen ejemplo, como se mencionó anteriormente, es la baja velocidad de carga de la página. La encuesta reciente de Akamai sobre las Expectativas de Rendimiento de la Red de Consumidores encontró que casi la mitad de estos esperan que una página web se cargue en dos segundos o menos. Cabe destacar entre los datos obtenidos de esta encuesta lo siguiente:

Los consumidores esperan tiempos de carga cortos en las páginas web. Al mismo tiempo, su paciencia disminuye en cuanto al tiempo de espera para que una página se cargue. En la actualidad, sólo el 51% de los consumidores "esperan pacientemente" a que un sitio web se cargue. En otras palabras, si tu sitio no se carga lo suficientemente rápido, lo más probable es que esté perdiendo clientes con cada segundo que pasa.

La velocidad del sitio no es el único problema que afectará al éxito. Por ejemplo, cuando los clientes aterrizan en un sitio web desde un sitio de referencia, la mitad pasará al menú de navegación para orientarse. Las marcas que tienen sistemas de navegación poco claros y que no funcionan como los usuarios esperan, pierden visitantes.

Además, el 38% de la gente abandonará el sitio web si no encuentra el contenido y el diseño atractivo. El diseño es importante, por lo que si no se le da importancia, puede ser motivo de tasas de rebote altas.

La solución de tres pasos de la auditoría del sitio

Para evitar estos errores comunes, las marcas deben llevar a cabo una auditoría exhaustiva del sitio para identificar errores y corregirlos. También aplicar un sistema que los capacita para prevenir posibles problemas en el futuro.

A continuación explicamos un proceso de tres pasos que puedes utilizar con varios fines. Asegurar que la auditoría de tu sitio descubre todos los problemas potenciales es uno de ellos. Así como proteger la clasificación de tu sitio y el compromiso de tus visitantes.

Paso 1: Identificar errores y detectar anomalías

La primera etapa será ejecutar una auditoría de sitio completa para buscar cualquier página problemática o anomalías que podrían estar obstaculizando el éxito de tu sitio. Esta auditoría debe incluir la comprobación de la velocidad del sitio, la búsqueda de errores de página, de redirecciones incorrectas y enlaces defectuosos. Además de cualquier otra cosa que pueda sabotear una experiencia positiva del usuario.

Matt Cutts, de Google, ha señalado que un error común es que no se está haciendo una página totalmente rastreable. Sin embargo, esto debe ser la primera prioridad de cualquier auditoría de sitio. También dijo que la gente a menudo no considera frases de palabras clave y cómo la gente busca.

Por ejemplo, tus clientes a menudo hacen preguntas como "¿Cómo hago una pizza?". Entonces incluir esa frase exacta en tu contenido te proporcionará más impulsos que comenzar un artículo que enumera los ingredientes. Esta atención a la redacción que coincide con la intención del consumidor, también debe trasladarse a las descripciones y títulos, especialmente en las páginas más importantes.

Paso 2: Priorizar por gravedad

No todos los problemas y errores tendrán el mismo nivel de impacto en el rendimiento del sitio y los usuarios. Es importante arreglar primero los errores que marcarán la diferencia.

  • Concéntrate primero en cualquier error que afecte directamente a la visibilidad o navegación de tu sitio. Por ejemplo, si una página ha sido bloqueada accidentalmente en Google, debería ser el primer elemento de la lista. También mira redirecciones, páginas de error y enlaces rotos.
  • A continuación, pasa a los temas de contenido, incluidos los títulos de las páginas y las meta descripciones. Asegúrate de que se utilizan frases con palabras clave apropiadas, que no haya contenido duplicado y si lo hay, que se vuelva a escribir o se elimine.
  • Al final, observarás si faltan etiquetas alt en las imágenes o problemas similares que pueden haber surgido.

Paso 3: Solucione los errores en su sitio

Configura los redireccionamientos 301 para asegurar que las personas llegan a la página que desean. Si has eliminado un contenido, elimina el vínculo o redirige a los usuarios a la nueva página en lugar de permitir que accedan a una página de error. Compruebe todos los robots.txt en tu sitio para asegurarse de que Google pueda encontrar lo que debería. Después de ejecutar la auditoría inicial, asegúrate de que quienes administran el sitio web entienden las mejores prácticas para redirigir a los usuarios y minimizar estos errores. 

Incluye una auditoría de contenido para comprobar si hay contenido duplicado. Si ese es el caso, hay que eliminarlo y centrarse en incluir información que los clientes quieren leer. Comunica las mejores prácticas de SEO a tus colaboradores del sitio. Asegúrate de que entienden el valor de utilizar varios elementos de SEO. Incluyendo meta descripciones, identificar palabras clave y temas y, estructurar el texto de una manera fácil de leer. Comprueba la velocidad de carga de tu página con la herramienta Google Developer.

Marca todas las páginas con datos estructurados para ayudar a Google a reconocer su lugar y su valor. Rastrea las páginas para encontrar el texto alternativo, las etiquetas y los errores de marcado relacionados para mejorar el rendimiento.

Los problemas del sitio pueden reducir el compromiso del sitio web, que conducirá en última instancia a la pérdida de ingresos. En el panorama digital competitivo de hoy en día, las marcas simplemente no pueden descuidar la estructura de sus sitios web. Una auditoría de sitio exitosa se ejecuta en intervalos regulares, al mismo tiempo que se producen eventos importantes en el sitio, como migraciones. Esto puede ayudar a las marcas a evitar errores y mantener un sitio funcionando sin problemas.

Solo dile “no” a SEO (algunas veces)

no a SEO

Existen algunas normas SEO que deberías romper. Mientras la sabiduría convencional SEO anuncia cierto tipo de comportamientos, hay veces que deberían ser ignorados. SEO debe ser visto como parte de algo más grande, una parte dentro del marketing. A continuación hay tres situaciones donde el consejo común de SEO no es siempre la mejor opción.

Títulos y titulares

Estamos acostumbrados a que nos digan que necesitamos cargar los títulos y titulares con palabras clave. Pero, hay un tipo de SEO más progresista que dice que no debemos hacerlo. Incluso hay casos en los que no se debe pensar sobre títulos SEO para nada.

¿Cuál es tu objetivo cuando escribes en un blog? Si la finalidad es construir tu marca y reputación, tus objetivos deberían ser fidelizar y construir tu marca. ¿Cómo hacer eso?

Céntrate en los titulares que llamen la atención.

Normalmente no suelen ser ricos en palabras clave. De hecho, si el objetivo es que tu entrada sea compartida o leída, el titular es la parte más importante de tu post. Si estás activo en social media (deberías) y has construido una presencia importante, un buen titular conducirá a que se comparta. ¿Qué piensas que hace más para el SEO, los enlaces o un título con palabraa clave? Los enlaces ganan la batalla siempre.

Pero, CUIDADO. Las páginas de comercio electrónico y otro tipo de páginas funcionan de forma diferente. En estos casos todavía se recomienda una optimización SEO apropiada de las etiquetas de título.

Diseño para compartir

La noción de crear contenido atractivo y tentador va más allá de de etiquetas de títulos y titulares.

Cuando creas una entrada para el blog, la palabra clave no debe ser un factor en la discusión. Empieza con un título que capte la atención y después continua con contenido que genere una reacción fuerte de tus lectores.

No puedes dar a los escritores una lista de palabras clave que deben poner en la entrada y esperar que hagan un buen trabajo creando contenido. Para escribir contenido increíble, necesitan pensar más en este tipo de cosas:

  • Cómo pueden crear una reacción emocional.
  • Cómo escribir párrafos cortos y concisos.
  • Qué búsqueda necesitan hacer para crear contenido único e internacional en lugar de reciclado.
  • Cómo usar imágenes que puedan hacer el post visual.
  • Además de otros aspectos básicos que harán que el contenido se comparta más.

La mejor manera para que los redactores creen contenido lo más rico posible, su energía debe estar centrada al 100% en crear contenido de talla mundial.

Contenido duplicado

Todos sabemos que el contenido duplicado es malo. Por este motivo, no deberíamos hacerlo a propósito, ¿verdad? Pues no. Muchas veces tiene sentido duplicar el contenido. Mientras las dos versiones no sean exactamente iguales. Hay grandes probabilidades de que esto ayude a aumentar nuestra presencia en las redes sociales. Cuando lo hagas, ten en cuenta lo siguiente:

  • Haz un rel=canonical del artículo copiado hacia el original
  • Si no puedes, coge un link del artículo copiado hacia el original
  • Haz un noindex en el artículo copiado

Trata de poner al menos una de estas tres cosas. 

Conclusión

Los motores de búsqueda todavía necesitan nuestra ayuda de muchas maneras. Pero, SEO no es algo que debas hacer automáticamente. A veces, necesita quedarse en segundo plano y ser reemplazado por otros aspectos de marketing.

Facebook
Google+
https://www.agenciademarketing-seo.com/category/seo-posicionamiento/
Twitter